Escrito por Luis Carrión

Los productos de hacienda me encantan, no tengo que esconderlo. Vivo y nací en Guayaquil, pero mi papá es quiteño. Por eso razón viajábamos con frecuencia allá para visitar a los parientes. Desde ahí me encantan esos productos: el manjar hecho en paila, la leche fresca. Siempre que puedo, que algún primo viaja, le pido que traiga algo de la hacienda de la abuela (que, para mi, la verdad, es bisabuela).

La cosa es que encontré en Tenderati una hacienda de Loja con productos de ese estilo. Se llama Hacienda Gonzabal (en la app: Gonzabal Deli). Como soy bastante fan de esos productos (ya lo dejé claro), aproveché y me pedí para probar. Muy satisfecho, tengo que añadir. Fue una granola, un manjar con nuez (ese manjar que es blanquecino y cremoso, incluso grumoso) y un Kale (que está de moda) con sal para poner en ensaladas y cosas del estilo. Muy bien empacados, elegantes y deliciosos. El manjar voló en una sentada (somos bastantes hermanos).

Llamé a mis primos en Quito a contárselos y ya me están diciendo traidor. La verdad tiene que ser dicha y por eso la escribo. Son productos buenos y de hacienda, qué más pues.

Para descargar Tenderati, entra al siguiente link: https://bit.ly/tenderati