Escrito por Rafaela Santos

Nada se pierde por probar, se dice usualmente. Lo que es aun más verdad es lo que se gana por probar. Tampoco hay que exagerar con los méritos del Apple Caramel Cheesecake de Pilimili. Lo que quiero decir es que mis hermanos estaban molestando en la casa por un postre y me dio por probar una tienda que no conocía. Puede que lo de Pilimili no fuera exquisito al 100/100, pero para lo que costaba y el sabor valía absolutamente la pena. Además llegó en el momento preciso, a media tarde cuando el sol caía. Es decir, cuando todos terminábamos el trabajo. Fue ideal y lo devorábamos. Caía uno, luego el otro y al final el más chiquito. Y los ojos les brillaban porque fue sorpresa. Un postre siempre cae perfecto al final del día y, sobre todo, si cae de sorpresa.

El sabor sí estuvo bien. Tampoco es que todo que tenga que ser una mega delicia, porque o sino no hubieran mejores locales (y más caros) que otros. El cake estaba demasiado espumoso para mi gusto y tal vez faltó manjar, pero no estaba mal. En cualquier caso, pasamos la tarde muy bonito y les sacó una sonrisa a mis hermanos.

Para descargar Tenderati, entra al siguiente link: https://bit.ly/tenderati