Escrito por Carmen Barreiro

En mi casa son súper dulceros. Creo que eso viene del papá. Yo soy más de sal. En realidad, no me gustan mucho los postres. Y como poco, me lleno con poco, qué puedo hacer. Si no hay postre, no me hago lío. Pero mis hijos y mi esposo… Un día y otro: “¿hay postre?” No me puedo pasar de loca todo el día buscándoles un postre, también hay que cocinar, lavar la ropa. Ya he tenido buenas experiencias con Tenderati, así que volví a ella.

Bueno, no es tan así. Estaba por comprar unas medias en Pinto y ahí fue que vi ‘Restaurantes’ y entré medio curiosa, medio a la expectativa si aparecía algo de dulces. En Tenderatihay todo, entonces literalmente “todo” podía pasar, todo podía encontrar. No conocía The Barn (más bien luego de comprarlo mi hija comentó que había escuchado del lugar). No es barato, las cosas se dicen como son. De igual manera, no es menos cierto que tiene buena variedad de productos y de excelente sabor.

Para mi el apartado de los ‘Pies’ sí es una debilidad, considerando que no me desvivo por los postres. En The Barn tienen siempre con fudge y va variando según tenga almendra, nuez, dulce de leche y así. Es variado. Especialmente disfruté la masa, que estaba suave y fresca, sin llegar a deshacerse.

Para descargar Tenderati, entra al siguiente link: https://bit.ly/tenderati